El Colegio Sagrada Familia de Elda fue fundado en 1963 por un grupo de padres que formaron para ello la Asociación Católica de Padres de Familia, con el afán de dotar a la zona de un centro de estudios donde sus hijos tuvieran acceso a una enseñanza de calidad -no sólo en la educación, sino también en las instalaciones- y de carácter católico.

 

  Contaron con la financiación de la Caja de Ahorros de Novelda (hoy CAM) para conseguir la construcción del enorme edificio que han disfrutado decenas de promociones.

  Hasta el año 1966 el Centro fue dirigido por el Obispado de Orihuela-Alicante y posteriormente tal función fue tomada por la Compañía de Jesús. Después de veinte años la institución religiosa dejó la gestión del Colegio, tal como hizo entonces con otros más. Fue cuando tomó el relevo la Asociación de Padres, contando con la predisposición de los empleados.

 

  En el año 2010, antes de agotar el convenio con la Caja de Ahorros del Mediterráneo, los titulares (APA) llegaron a un acuerdo de compra de las instalaciones.